Esta bañera, exclusiva y poco común se diferencia de todas las demás, disponibles en el mercado, por su forma, apariencia visual,  diseño y ante todo el material en la que esta fabricada, el carbono.
 
 El carbono, utilizado en los viajes espaciales y carreras de motos, ahora ha encontrado su camino hacia el diseño de lujo de productos de baño.  Cada año, sólo un número limitado de productos de una calidad impresionantes y exclusivos se fabrican en esta empresa.
A partir de un material para aplicaciones puramente funcionales, ahora se utiliza en el diseño de productos de lujo de los baños.
El Corcel fabricante de baño, con sede en Salzburgo, cuna de Mozart, se distingue por utilizar métodos de alta tecnología en conjunto con productos artesanales.