¿Cansado de levantarse temprano para tomar una ducha por la mañana? Ahora puede seguir durmiendo la siesta en la ducha. Dornbracht, una compañía suiza ha desarrollado una nueva forma de bañarse: una ducha horizontal. La estructura se fija a la pared y tiene un techo lleno de chorros de agua que bañan al usuario. Para proporcionar un nivel aún mayor de la relajación, el sistema utiliza una ducha llamada técnica de optimización de Ambiente, que permite programar diferentes temperaturas y el flujo de agua. Ver vídeo ª