Varios hoteles de diseño de gran nivel existen en Barcelona, entre ellos, el W Barcelona, situado en la Barceloneta y diseñado por el arquitecto Ricardo Bofill.
El Mandarin Oriental Hotel Group opera en 25 países, pero esta es su primera entrada en el sur de Europa.

 Factor atractivo del hotel, es una combinación afortunada de varios elementos: La conveniencia de la ubicación central en el Passeig de Gràcia, los buenos “pilares” del reformado  antiguo edificio del banco, y el  diseño por la española nacida en Milan la arquitecto, Patricia Urquiola, responsable de la decoración interior del hotel, de las 98 habitaciones, incluyendo la mayoría del inmueble.

Urquiola es mas conocida por su prolífica carrera en el diseño de las líneas de muebles puras y accesorios de marcas como Foscarini, B & B Italia, Alessi,Capellini, Cassina, Knoll y Moroso. En el Mandarin Oriental de Barcelona se ha creado un fuerte sentido de la elegancia, mediante el uso del blanco con confianza y con generosidad, y aplicando un sentido de líneas limpias.