Japón es un semillero de  creatividad y  diseño,  por lo menos es uno de los ámbitos en los que más sobresale. La última tienda con más “diseño” es la nueva boutique de Patrick Cox, en el distrito Aoyama de Tokio,la meca de la moda.El arquitecto local Chikara Ohno diseñó la tienda con sólo tres elementos: el color blanco, la forma del círculo y la iluminación - con gran efecto.

El diseño de Ohno demuestra el poder de la simplicidad. Al trabajar con algunos elementos clave y jugando con la proporción que ha logrado, un espacio que se mantiene fiel a su función - que es, por supuesto, ofrecer sus productos de la mejor manera posible.